USTED ES DIOS

Los oficiales de la Legión supieron ganarse el respeto y la confianza de sus hombres con su ejemplo. Cuando el diputado Ramón Solano, tras haber pasado un mes en la zona de Melilla poco después de haberse producido el desastre de Annual, habló el 20 de octubre de 1921 en las Cortes, relató haber presenciado cómo los legionarios se acercaban a un teniente y le decían «usted es Dios».

El oficial había saltado bajo las balas enemigas para rescatar a un herido.

Sabían perfectamente los legionarios que les acompañaban unos oficiales con los que quizá morirían todos, pero ninguno caería en poder de los moros.

Ha pasado casi un siglo desde esa experiencia trascendental por parte del diputado en cuestión, no obstante estoy seguro de que los legionarios, veteranos y aún en activo, siguen pensando algo similar de muchos de sus mandos. Nunca se ha tratado de una ciega devoción, más bien una inspiración basada en el buen ejemplo del espíritu legionario.

 

Extracto del libro Atlas Ilustrado de La Legión.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
MI CAPITÁN

Los oficiales de la escala legionaria, aunque no sea políticamente correcto, siempre levantan más expectación que los de "academia", aunque...

Cerrar