MANDAR CON EJEMPLO, UN MANDO EJEMPLAR

En una formación legionaria, creo que en el ensayo de los últimos actos relativos al aniversario de Edchera en la Brigada de La Legión, alguien comentó como el coronel D. Julio Salom se encontraba bajo la lluvia, al frente a la tropa formada. Para quienes lo conocemos y hemos estado a su lado en sus orígenes legionarios, no es nada sorprendente, ni novedoso ni mucho menos anecdótico; tan solo es su ejemplar manera de entender el mando.

El 2 de febrero de 1989 lo conocí, puesto que en esa fecha realicé mi entrada en el Tercio Gran Capitán y él era un joven teniente de la Sexta compañía de la II Bdra. que, junto con otros tendría encomendada la misión de sacarle brillo a un grupo de aspirantes legionarios en la UIR y vaya si lo hizo, creo que aquel 1º del 89 siempre fue recordado.

Decir que es un mando que me inspiró respeto, que no miedo (sobre ese asunto incluso llegamos a disertar, aunque eso es otra historia), lo que a su vez es sinónimo de confianza y devoción, eso, aún pasados más de cinco lustros puedo garantizar que no se olvida, ya no por mi propia experiencia durante la debida instrucción y experiencia legionaria, plagada de anécdotas obviamente, si no por la admiración y fidelidad mostrada por compañeros de uno y otro periodo y compañía, también durante su carrera militar. Es difícil encontrar algún legionario que hubiera estado bajo su mando y que no hable bien de él

Siempre preocupado de sus legionarios, pendiente de las necesidades que puedan tener, es D. Julio, además, el impulsor del proyecto solidario UNIÓN Y SOCORRO LEGIONARIO del que formamos parte más de un centenar de legionarios y simpatizantes del Tercio Gran Capitán, como pueden ver accediendo a esta página web www.socorrolegionario.info

Este post es una muestra de agradecimiento por su disposición en nuestro encuentro del cual existe evidencia fotográfica y que al mismo tiempo celebra una fecha para recordar.

Siempre a sus órdenes D. Julio, mi teniente.

A la orden de usia mi coronel.

con julio salom¿Has servido con D. Julio? ¿Estás a sus órdenes? comenta tu experiencia y tus recuerdos con él.

2 comentarios sobre “MANDAR CON EJEMPLO, UN MANDO EJEMPLAR

  1. Creo que llevábamos una o dos semanas en la UIR, en plena «transformación», hasta entonces el mayor mando que habíamos visto era el Sargento Ostos.
    Un día, me acuerdo perfectamente de la escena, nos mandaron formar, dieron la orden de ¡FIIIIRMESSS!!! y allí aparecieron con aire marcial los entonces Tenientes Salom y Bados. No se si era miedo, pero un escalofrío recorrió mis venas.
    No se me olvidará en la vida, cuando estaban pasando revista a la formación, el Teniente Bados se acercó y me susurro: ¿tu eres de Granada?… SI MI TENIENTE!!! ¡¡ A LA ORDEN DE USTED MI TENIENTE!! me temblaban las piernas…¿tú no eres Olmedo???? Y mirando al cielo, tal y como nos habían instruido… hice un terrible esfuerzo en desviar la mirada hacia él y le grité como a nadie le había gritado en mi vida: ¡¡SI MI TENIENTE!! ¡¡ A LA ORDEN DE USTED MI TENIENTE!! ¿ORDENA ALGÚNA COSA MÁS MI TENIENTE???
    En cuanto al Teniente Salom, que decir, es una de la personas que mas han influido en mi vida. Un militar como la copa de un pino, una persona ejemplar, y que por causas del destino, se encuentra en una de las misiones más importantes de su vida militar:
    Luchar contra los enemigos de la Legión, los enemigos de España, misión en la que cuenta con mi más incondicional apoyo, así como seguro del resto de sus legionarios.
    ¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legion!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Y EL TERCIO NOS JUNTÓ

Fue por estas fechas, en enero de 1989, hace ahora veintisiete años, media vida para unas personas y una vida...

Cerrar