MI CAPITÁN

Los oficiales de la escala legionaria, aunque no sea políticamente correcto, siempre levantan más expectación que los de «academia», aunque ya sabemos que esa singular y legionaria manera de crear mandos ya desapareció allá por 1990 y eso además, confiere una aura mística a los pocos que aún quedan en Seguir leyendo